Radhiyoga

Principios básicos del yoga

El yoga es una ciencia que ha sido practicada por miles de años. Dentro de su filosofía, existen cinco principios básicos que la rigen: el ejercicio adecuado (asana), la respiración adecuada (pranayama), la relajación adecuada (savasana), la alimentación consciente (ayurveda) y el pensamiento positivo o la meditación (dhyana). Cada uno de estos principios atiende un aspecto de nuestra vida y si nos dedicamos a cultivarlos de manera consciente, los yogis nos aseguran que tendremos una vida plena y feliz.

Los tres primeros principios se practican en una clase de yoga completa, por ello, la practica de yoga te otorga salud, energía y te recarga de energía. El cuarto principio – la alimentación consciente – es un trabajo personal que cada uno debe incorporar en su vida. El último principio se desarrolla con la práctica de la meditación y además, si se practican los otros cuatro, el pensamiento positivo será una consecuencia de los otros, pues un cuerpo ejercitado, recargado y bien alimentado tendrá normalmente un pensamiento positivo como resultado.

Ejercicio adecuado (asana): dentro del yoga, las posturas son la base del ejercicio adecuado. Un asana es una postura en donde el cuerpo se sostiene en quietud y comodidad pero que a la vez está activo. Las posturas de yoga trabajan los tres cuerpos, es decir, están diseñadas  para mantener en balance nuestro cuerpo físico, mental y espiritual.

Respiración adecuada (pranayama): la respiración es la base de la vida, es nuestra fuente energética más importante. En el yoga existen ejercicios de respiración especiales para aprender a potenciar nuestra capacidad pulmonar y así tener mucha más energía en nuestro cuerpo. La palabra pranayama está compuesta de “prana” que significa energía vital y “yama” que significa control. Es decir que son ejercicios para controlar nuestra energía vital.

Relajación adecuada (savasana): en nuestra cultura entendemos la relajación como sobre-estimulo de placer (comer mucho, ver películas, escuchar música a un volumen alto, salir de compras, entre otros). Sin embargo, en yoga la relajación es todo lo contrario, es darle al cuerpo y a los sentidos un descanso de estímulos sensoriales y un espacio para relajarse y recargarse. La postura de Savasana es el asana de relajación en yoga y se usa siempre al final de una clase para recargar y relajar cuerpo, mente y espiritu.

Alimentación consciente (ayurveda): la base de nuestros pensamientos y emociones es la comida, además de ser la fuente de nutrientes de lo que se componen nuestros sistemas del cuerpo. Por ello, en el yoga es fundamental tener una alimentación consciente y desde el amor (ahimsa).

Pensamiento positivo o meditación (dhyana): el quinto principio base del yoga es el de esforzarnos por mantener un pensamiento positivo y cultivar nuestra mente por medio de la meditación. Este es un camino que si practicamos los cuatro principios anteriores podemos fácilmente desarrollar en nuestra rutina.

Estos son los principios por los que se rige la ciencia del yoga según Swami Vishnudevananda, un monje discípulo de Swami Sivananda que trajo a occidente estas prácticas y las enseñó de manera práctica a la cultura nuestra.

Si quieres conocer y profundizar en estos principios, te invito a escuchar el episodio completo en mi podcast.

¡Espero te inspire!

¿QUIERES SABER MÁS?

Te invitamos e escuchar el episodio completo de este tema en nuestro Podcast.