¿Cómo puede el ego transformarse dentro de la práctica de yoga?

 

Ego, orgullo y perdón

Desde la perspectiva del yoga y la psicología, el Ego es esa facultad de la mente que nos permite crear una identidad individual y situarnos en el mundo de cierta manera. Es una herramienta que nos ayuda a interactuar en nuestras relaciones sociales y establecer vínculos. Sin el ego, no tendríamos noción de “yoidad” es decir, no tendríamos cómo habitar este mundo.

Es importante comprender que el Ego no es algo con lo que debemos luchar, sino más bien una facultad de la mente con la que hay que aprender a vivir y una herramienta que podemos aprender a usar a nuestro favor si logramos comprender su función en nuestra vida.

La identidad que construimos a lo largo de la vida se forma en gran parte a partir de las experiencias y la información que recibimos durante nuestros primeros años de vida. Y, por ello, en la edad adulta, es necesario comenzar un proceso de auto conocimiento y auto reflexión para poder comprender la identidad que construimos en nuestro desarrollo y que gobierna gran parte de nuestra vida. 

En la búsqueda de un mayor autoconocimiento y crecimiento personal, muchas personas recurren al yoga como una herramienta poderosa para explorar su interioridad y transformar aspectos fundamentales de su ser. Uno de estos aspectos es el ego. La práctica de yoga puede ser un camino de transformación profunda del ego, permitiéndonos liberarnos de las limitaciones autoimpuestas y vivir desde un lugar de mayor autenticidad y conexión con nuestro ser esencial.

En gran medida, las practicas de auto conocimiento, lo que nos invitan a trabajar es la aceptación y es allí dónde se transforma nuestro ego y la relación que tenemos con el mundo. Generalmente, de adultos, nos aferramos a una identidad basada en el miedo y desarrollamos una relación con el mundo desde allí, llena de orgullo y “a la defensiva” porque nos da miedo fracasar o ser vistos vulnerables. Pero es en ese proceso de aceptación que comienza a florecer con la práctica que podemos aceptar nuestra propia fragilidad y vulnerabilidad. En esa aceptación nos volvemos más fuertes y sabios, cultivamos una verdadera fortaleza interior que no necesita del caparazón anterior de miedo, orgullo y defensividad.

La práctica de yoga ofrece un camino profundo de transformación del ego, permitiéndonos liberarnos de las limitaciones autoimpuestas y vivir desde un lugar de mayor autenticidad y conexión con nuestro ser esencial. 

A través de las prácticas de asanas, pranayama, meditación y cultivo de la conciencia y la compasión, podemos liberarnos de las ataduras del ego y experimentar una vida de plenitud y realización. Que este artículo sirva como inspiración para todos aquellos que buscan transformarse y crecer a través del camino del yoga.

Si sientes que este artículo te ha sido útil, te invitamos a escuchar el episodio completo del Podcast en el siguiente enlace:

Episodio Podcast: Ego, orgullo y perdón